Periódico nº124


El resumen del número:

  • Género … violación televisada, complicidad intolerable
  • Por el mundo… de Iraq a Colombia, protestas en el mundo.
  • Aqui y ahora….. un gobierno complicado.
  • COP25: la cumbre de la hipocresía
  • Cultura … la Exposición: dibujos de Goya, Women ́s March, coraje y límites

Editorial del periódico Socialismo Libertario diciembre de 2019:

Los ayuntamientos de Madrid y Barcelona, por citar sólo dos grandes ciudades, han tenido desplegadas en las fachadas de sus sedes pancartas con este eslogan: welcome refugees. Muchas personas se ponen en camino,utilizando
cualquier medio para llegar a alcanzar esta invitación. Se lo creen de verdad. ¿O se piensa que ponen en riesgo su vida para malvivir en occidente? Los voluntarios que rescatan a las personas en el mar, tienen después una ingrata tarea: ante los ojos incrédulos de los supervivientes decirles que no serán acogidos, casi con seguridad serán devueltos a sus países, no es verdad que son “bienvenidos refugiados”.
Ni siquiera la infancia y adolescencia es respetada; ni siquiera quienes solicitan asilo político están a salvo. La burocracia fría y calculadora de los Estados y las instituciones no entiende de necesidades humanas: la cita en las comisarías para tramitar un permiso de asilo se alarga como mínimo seis meses.
Tiempo en impasse, sin medios, sin casa, sin papeles. Los menores no acompañados y extranjeros congregados en los centros de acogida tampoco están a salvo. No sólo de las agresiones racistas, como hemos visto en el barrio de Hortaleza de Madrid, y los prejuicios sociales, sino de inaugurar su mayoría de edad sin ningún recurso, a la intemperie. A la deriva, sin rumbo.
Por el momento (ya que los menores como es normal van creciendo) se tiene el dato de más de 12.000 menores en estos centros. Sin la familia, ni arraigo, ni amigos, necesitados de afecto, de acompañamiento, de libertad. Este es el tratamiento de los Estados, sin excepción, de los ayuntamientos, sin excepción.
No hay excusa, no hay justificaciones. Es inmoral. Ningún ser humano debería ser ilegal, todo ser humano debería ser acogido, sin condiciones, sin mentiras.
Mucha buena gente se compromete con alguna iniciativa social que ayude a paliar esta situación parcialmente. Acogen en sus casas, son parte de programas como Izeba (tía en euskera), como muchas asociaciones y familias de
Andalucía, dan un poco de calor humano, de afecto, de solidaridad.
La buena gente existe, la solidaridad positiva también. Aunque no es suficiente ser “buena gente”, porque de lo que hablamos es realmente muy serio, porque está en juego nuestro ser humanidad.
Se necesita una visión más amplia. Un compromiso solidario sí,pero también más global, como lo es la vida y su posible mejora cualitativa. Contra las hipocresías, las ilusiones falsas, la indiferencia.
No puede hacerse solos. Es necesario un proyecto colectivo e independiente. Es necesario unirse, es necesario formarse en otra idea y otra práctica de convivencia humana. Por otra esperanza basada humanamente. Es lo que nos proponemos y que te proponemos en Socialismo Libertario. Para ser más ricos y más humanos, como dice también el eslogan de nuestra próxima CdA.

Anabel Cubero
8 de diciembre 2019