Quienes somos

Esta carta de presentación contiene una exposición sintética de algunos principios, puntos de referencia, visiones y características de Socialismo Libertario.
Está destinada al conocimiento y al diálogo con todas las personas interesadas en nuestras propuestas y para verificar eventuales acuerdos y elecciones de unión y protagonismo con Socialismo Libertario. Descarga triptico PDF, AQUI

Socialismo Libertario es una organización cuya vida y actividades se desarrollan en la península ibérica. Esta integrada por mujeres y hombres de todas las partes del mundo que viviendo aquí eligen libremente asociarse para mejorar la vida en busca de la felicidad, convencidas y convencidos de las posibilidades de la auto emancipación humana y comprometidos en la experimentación de sus caminos.

Nos reconocemos en la Corriente Humanista Socialista (CHS) y en sus textos fundacionales –«Elegir en el cambio histórico, Intenciones y propuestas, Criterios, Valores y Funcionamiento»–así como en el «Proyecto hacia la Comuna humanista socialista» y otras obras que han marcado el proceso ideal, teórico y humano de su conformación. Construimos los momentos colectivos de la Corriente,damos vida a sus iniciativas de formación y sus campañas internacionales. Somos parte de la obra de conformación, acompañamiento y expansión de los Seminarios de CHS “Las personas y las ideas”. Somos parte de la corriente de pensamiento y acción, así como lo son La Comune de Italia y Comuna Socialista de Argentina.

Por sus fines y sus métodos, SL desarrolla su vida y sus actividades con plena autonomía e independencia con respecto a las instituciones y a los poderes opresivos.
Nuestra independencia es ideal, ética y por lo tanto material. Consecuentemente somos completamente autofinanciados. Esto concierne, en primer lugar, a nuestras personas, a nuestras iniciativas, a nuestros espacios y a nuestros materiales, es decir a nuestra materialidad constituyente.

Nos basamos en los mejores ejemplos de emersión y afirmación humanas tanto en la historia como en la realidad contemporánea, mientras denunciamos la barbarie que ya afecta, en sus diferentes formas, a la humanidad. Nos referimos en primer lugar al camino de afirmación del género femenino, garantía y vanguardia del cuidado de la vida y del tejido de las relaciones que permiten su benéfica andadura, mientras se enfrenta a la violencia patriarcal. En otro plano, está la humanidad en camino que en busca de una vida mejor, plantea la posibilidad y el desafío de nuevas y positivas relaciones de convivencia humana, traspasando las fronteras y enfrentando el racismo.

Estamos convencidos de la posibilidad de empezar un camino hacia la autoemancipación humana.
Autoemanciparse supone buscar las fuentes humanas para afirmarse plenamente como personalidades que viven relaciones sinceras animadas por el crecimiento mutuo y son parte activa de dimensiones colectivas libres y benéficas, encontrando los caminos de liberación de cara a las opresiones existentes. Es una elección y un esfuerzo de auto superación en común, que requiere teoría, formación y experimentación. Emprender un camino de
autoemancipación significa, consecuentemente, sustraerse de los mecanismos y de la lógica de la política y de sus expresiones patriarcales, estatales, militares, académicas y mediáticas. Por su carácter significa también, en otro plano, no esperar la llegada mesiánica y resolutoria de futuras revoluciones sociales.

Denunciamos la decadencia de las instituciones dominantes, cada vez más evidente y dramática, que se expresa también en las sociedades sujetas a su dominación. Es más, las sociedades estatales, patriarcales, racistas y bélicas son ámbitos cada vez más anónimos y conflictivos donde se reducen progresivamente las posibilidades de una vida colectiva benéfica y pacífica. Son espacios no solo no favorables sino hostiles a la liberación posible. Por eso, ante su decadencia irreversible, no es creíble cambiar las sociedades en su conjunto.
Nuestra perspectiva es la conformación de comunidades libres, basadas en la autogestión y fundadas sobre una base ética positiva. Esta perspectiva se tiene que preparar. El compromiso hacia nuevas agregaciones humanas benéficas y solidarias que nos anima, se comprueba en la experimentación cotidiana que queremos llevar a cabo en nuestros espacios colectivos. Esto supone la construcción de comuniones libres e independientes ideal y materialmente, inspiradas por el humanismo socialista.

Con esta perspectiva participamos de las iniciativas sociales en defensa de los derechos y las exigencias de la gente común. Desde el derecho de autodeterminación y libre decisión de las poblaciones hasta las luchas y movimientos que permitan la mejora de las condiciones existenciales, tanto materiales como espirituales, de las clases populares.
Estamos con las mujeres que luchan por su libertad contra la violencia machista y patriarcal. Con los inmigrantes y refugiados para que puedan realizar sus aspiraciones, por lo tanto por su derecho a vivir donde eligen y por una acogida digna y sin restricciones. Con los y las jóvenes que toman conciencia de sí y buscan realizarse y elegir con generosidad, respeto y altruismo frente a la indiferencia, la violencia y la resignación fomentada por los poderes negativos.
Defendemos la libre elección sexual y afectiva contra la homofobia. Nos comprometemos para que la ancianidad pueda ser vivida con dignidad y consideración y para que los niños y las niñas puedan crecer libremente gozando
del respeto y dedicación que merece su cuidado. Defendemos los derechos y la plena realización de las personas con diferentes capacidades físicas y psíquicas.
Apoyamos a los trabajadores y a las trabajadoras para conquistar y defender condiciones dignas y relaciones positivas en los lugares de trabajo.

Nos reconocemos en el humanismo socialista, porque es en las características y las esencias de la naturaleza humana, en nuestro mundo interno y en la experiencia concreta de la vida, donde encontramos las bases y los recursos para la autoemancipación de la especie humana.
Somos socialistas, porque creemos en la dimensión común, solidaria y cooperativa del camino para definir y emprender una vida alternativa. Somos libertarios, porque consideramos la libertad un valor fundamental asociado a una idea del bien común entendido en un sentido universal y porque estamos convencidos de que los Estados son un obstáculo absoluto para su realización plena. Somos revolucionarios porque creemos en las capacidades de autotransformación, positiva y armónica, de la humanidad. Lo somos también porque reconocemos y apoyamos las revoluciones de la gente común.

Somos internacionalistas. Nos inspira una visión mundial de la condición de nuestra especie y del planeta que habita. Estamos comprometidos en la defensa de las libertades contra todo tipo de involución reaccionaria y contra los regímenes dictatoriales y los peligros fascistoides.
Nos caracteriza el apoyo a las luchas y movimientos a nivel internacional, a las luchas de autodeterminación de los pueblos, a los derechos de los más desfavorecidos. Nuestro apoyo es activo y enfocado hacia la perspectiva de la liberación posible. Por lo tanto siempre sincero y nunca acrítico. Las expresiones más avanzadas son una de nuestras principales fuentes de inspiración y aprendizaje, como han sido las revoluciones de la gente común en 2011, en particular en Siria y Egipto.

Socialismo Libertario quiere ofrecer una propuesta de vida y compromiso a todas las personas interesadas en nuestras ideas, concepciones y métodos. Una propuesta unitaria basada en nuestros principios, ideas y proyectos que puede ser vivida con distintos grados de protagonismo según las elecciones y posibilidades de cada una y de cada uno.

Dónde puedes encontrarnos:

Barcelona:

Font Honrada 16, local 1 – 08004
Tel. 93 539 23 91
miércoles y viernes de 18:30 a 20:30
e-mail: sl_barcelona@yahoo.es

Madrid:

Tomás Bretón, no5 – 28045
Tel. 915398592
miércoles y viernes de 18:00 a 20:00
e-mail: socialismolibertario_madrid@yahoo.es

Zaragoza:
e-mail: slzaragoza@hotmail.com

www.socialismolibertario.org