Suplemento especial nº132

Sumario del número: :

  • Erase una vez en América.
  • Las primeras en oponerse.
  • Jóvenes de nuevo en marcha.
  • La guerra de los absolutos.
  • La barbarie terrorista se anuncia en las redes sociales.
  • Vacuna covid 19. Una primera valoración.
  • Preparando la próxima campaña de autofinanciación.

Suplemento especial de Socialismo Libertario noviembre de 2020:

y si mañana….

¿Y si mañana, tras precauciones y cuidados,nos sintiésemos con confianza y más maduros?
¿Y si mañana, después de haber mantenido cuidadosamente la distancia de seguridad, descubriésemos un significado nuevo de cercanía?
¿Y si mañana, tras las constricciones físicas y la mortificación (senti)mental volviésemos a asumir nuestra entereza psicosomática?
¿Y si mañana, una vez pasada la situación de emergencia, nos diésemos cuenta de que esta normalidad no nos satisface en absoluto porque nos sentimos excepcionales?
¿Y si mañana, después de haber tenido correctamente puestas las mascarillas, al quitárnoslas aprendiésemos a mirarnos a los ojos con renovado respeto?
¿Y si mañana, después de haberlos evitado por necesidad, volviésemos a encontrar a los demás por bienestar recíproco?
¿Y si mañana, tras las emociones negativas dictadas por el miedo, volviésemos a descubrir y reflexionásemos sobre las positivas que nos aportan el coraje de vivir?
¿Y si mañana, después de la vacuna anticovid, nos inventásemos una vacuna contra la inercia y la soledad?
¿Y si mañana, después de haber padecido la lejanía de los seres queridos, aprendiésemos a cultivar los sentimientos relacionales con más calma y profundidad?
¿Y si mañana, después de haber estado expuestos a la frialdad de las pantallas de ordenador, nos sumergiésemos
en la calidez del efecto suscitador de la educación presencial?
¿Y si mañana, pero empezando de inmediato, aprovechásemos nuestro tiempo para explorar las maravillas de la lectura y del estudio, como soportes de nuestro conocimiento y nuestra conciencia?
¿Y si mañana, tras el confinamiento forzado, reinventásemos la belleza de salir y de volver después a casa?
¿Y si mañana, tras los ErTE y confinamientos, volviésemos a trabajar concibiendo el trabajo de una manera diferente, protegiéndonos de patronales y de gobiernos?
¿Y si mañana, tras la desconfianza que todo lo invade, considerásemos con más confianza las diversidades humanas de todo tipo?
¿Y si mañana, después de muchas charletas televisivas y periodísticas, reconociésemos que empatía no es sólo una bella palabra, sino una capacidad nuestra que puede abrir camino a la simpatía?
¿Y si mañana, después de las separaciones, sintiésemos con más fuerza el impulso vital a la cooperación?
¿Y si mañana, tras los frutos de los que nos podríamos haber beneficiado, reconociésemos con más claridad que practicar la solidaridad y recibirla es un bien precioso?
¿Y si mañana, tras alguna mísera tentación egoísta, eligiésemos aun más radicalmente la noble vocación del altruismo?
¿Y si mañana, después de las aglomeraciones prohibidas, buscásemos reunirnos más conscientemente?
¿Y si mañana, después de la orgía dañina de una sociedad de personas extrañas entre sí, intentásemos embriagarnos
de la constitución de colectividades libres de las que fuésemos protagonistas?
¿Y si mañana, tras haber visto sus debilidades, nos detuviésemos en la fuerza potencial de nuestra especie, empezando por la de su género primero y por la que apremia en la infancia?
¿Y si mañana, después de la constricción de la creatividad, nos convenciésemos de reinventar nuestra humanidad,
dando una sacudida a los indiferentes, aislando a los retrógrados y buscando a los voluntariosos?
¿Y si mañana, tras la inercia forzada, retomásemos la iniciativa y renovásemos el protagonismo?
¿Y si mañana, después del inevitable aplazamiento, volviésemos a encender la memoria y no nos dejásemos engañar
más por un gobierno extraño y por una oposición que es aun peor?
¿Y si mañana, tras haber pasado demasiado tiempo al ordenador, reencontrásemos y descubriésemos el placer de una información más directa, activa, positiva, selectiva y crítica?
¿Y si mañana, después de todo, refundásemos el compromiso para ser personas mejores, para construir relaciones libres y alternativas, para crear comuniones benéficas a la búsqueda de una felicidad posible?
Y si mañana, y subrayo el si, enriqueciésemos en serio una nueva idea de la vida juntos… probablemente nos demos cuenta que desde hoy ya va mejor.

La Comune / Socialismo Libertario
14 de noviembre de 2020