Contra el borrador de Ley Trans. En defensa de la humanidad y sus géneros. Por los derechos de las mujeres, los niños y las niñas, las personas transexuales

El pasado 3 de febrero Irene Montero, Ministra de Igualdad, presentó el borrador de la Ley Trans al PSOE con la idea de consensuarlo para llevarlo cuanto antes al Parlamento. El PSOE, hasta ahora, se ha mostrado contrario. En este borrador se recoge, entre otras cosas, que cualquier persona pueda registrar un cambio de sexo o manifestarse «no binario» (¡?!) con efectos jurídicos inmediatos a través de una mera declaración o que los niños/as puedan emprender procesos de hormonación a instancias o con la autorización de sus tutores legales hasta los 16 y sin ella desde entonces. En nombre de la «despatologización de la transexualidad» tratan de convertir en ley la opinión de que el género es algo que se puede decidir individualmente en base al «sentir momentáneo», un ataque a las identidades humanas que está en la base de la pseudoteoría queer cuya influencia ha ido creciendo en las academias y los mass media progresistas y ha entrado en los ámbitos feministas organizados con su rabia censora hacia quien defiende la dimensión también biológica de la identidad femenina. Y que ahora, con Podemos, entra de lleno en la política estatal, como lo ha hecho en otros lugares con nefastas consecuencias.
Para nosotros y nosotras no es así: la especie humana está compuesta por dos géneros y estos tienen una base también (no sólo) biológica; podemos interpretar el modo de ser hombres y mujeres luchando contra la interpretación que el patriarcado nos impone, por tanto contra los roles y estereotipos que se ceban antes que nada, pero no sólo, contra las mujeres. Cada ser humano, hombre o mujer, elige sobre su vida y entonces también sobre su orientación sexual, que debe ser siempre respetada y puede cambiar a lo largo de la vida. Por otro lado, la transexualidad existe: son personas que sienten la necesidad de modificar parte de su organismo de masculino a femenino o viceversa, en un doloroso proceso que no puede banalizarse y que, por ello, no ponen en discusión, por tanto, el “binarismo” que los partidarios de esta Ley tanto atacan.
Por todo esto como Socialismo Libertario nos posicionamos contra este borrador de Ley, uniéndonos a las múltiples voces cuya oposición ha comenzado hace tiempo y que ahora se ha acelerado: la «Alianza contra el borrado de las mujeres», la «Confluencia del movimiento feminista», la «Red de lesbianas, gays y bisexuales», el «Grupo de mujeres reasignadas», así como diferentes personalidades del mundo del periodismo, la cultura, médicos y pediatras.
Compartimos con estos sectores la conciencia del peligro que representa esta posible Ley para los derechos de las mujeres, de los niños y las niñas, de las personas homosexuales y las transexuales; derechos que sin duda creemos que deben ser siempre defendidos e incrementados y por ello nos batimos y luchamos. Nos diferencia con la mayoría de estos sectores la idea de los géneros, que para ellos son los roles que el patriarcado asigna a hombres y mujeres y como tales deben ser abolidos. Para nosotros y nosotras, como ya hemos dicho, los géneros son una dimensión humana insuprimible que podemos elegir cómo vivir e interpretar, liberándonos de la interpretación patriarcal en la que se sustenta la opresión. Nos gustaría que fuese posible, además de una unión contra el borrador de Ley Trans, un debate abierto sobre estas diferencias, que creemos puede ser enriquecedor para todos y todas.
Esta reacción al borrador de la Ley Trans y a la pseudoteoría queer que la sustenta se ha apoyado en la extraordinaria emersión femenina, caótica, popular e imparable, que ha tenido lugar en estas tierras en los últimos años, protagonizada por mujeres comunes, voluntariosas, de diversas generaciones, acompañadas por los mejores hombres. Una emersión que ha tomado diversas formas, y que seguirá expresándose, que ha puesto en el centro la búsqueda de la libertad y la dignidad femeninas frente a la violencia machista y patriarcal. De ella seguimos extrayendo savia y lecciones y en ella queremos concentrarnos particularmente.
En nombre de una alianza benéfica de hombres y mujeres contra el patriarcado y una solidaridad femenina que mejora la vida de todos, seguiremos nuestro compromiso por combatir el ataque a las identidades humana que este borrador de ley comporta.