Periódico nº141

Sumario del número:

  • Voces valientes contra la ideología transgénero.
  • Especies exóticas invasoras vs. biodiversidad.
  • ONG prohibidas. La infamia israelí.
  • Los valores en el constituirse de las subjetividades
  • A propósito de la soledad y la pandemia.
  • A 10 años del fin de ETA.
  • Héroes, traidores y cómplices en el infierno nazi

Por una vida más plena y feliz para todas y todos.
Afirmar y defender la libertad de las mujeres.

Ser felices junto a las personas que se eligen; construir relaciones sanas basadas en el respeto; sentir la libertad de expresar quién se es a través del modo de vestir, reír o caminar; explorar una sexualidad que se intuye que puede ser más rica de cómo se vive… Son algunas razones de la tenaz búsqueda de libertad de tantas mujeres, anhelos íntimos que llenan páginas de diarios, se susurran entre amigas o se transforman en gritos en manifestaciones como las que se han dado en estas tierras los últimos años. Es esta la emersión femenina que ha visto unidas a mujeres de diversas proveniencias, credos y generaciones, con un protagonismo especial de las jóvenes.
También a los mejores hombres que buscan rescatarse, suscitados por amigas, compañeras, madres, hijas, hermanas. Se ha abierto una posibilidad benéfica, para todas y todos, de una vida más plena y feliz, porque es esto lo que palpita de fondo, aunque esté aun sólo esbozado.
Y ante esto reaccionan los hombres frustrados, que se erigen intérpretes del poder patriarcal. En lo que llevamos de año las agresiones sexuales han aumentado un 9,2% respecto al 2019, y 8 de cada 10 son obra de parejas, exparejas o familiares. Crecen las víctimas y también los agresores menores de edad. No está separado del consumo cada vez más temprano de pornografía o del hecho de que este país sea el tercero del mundo en demanda
de prostitución. Cada asesinato, cada agresión, nos duele, y en un contexto tan impregnado de negatividad es fácil dejarse arrastrar por la impotencia. Por eso es importante y urgente recordar, no dar por sentada esa emersión, avanzar. Nada está escrito, está en nuestra mano, depende de nuestro protagonismo.
Avanzar antes que nada en la conciencia. Conciencia de la fuerza creativa de las mujeres, primeras artistas de la vida, origen de cada una que nace y principal garantía de crecimiento para las niñas y niños. Del bien que implican los gestos de amor y cuidado que ofrecen cotidianamente ligados a la atención a los diversos aspectos de la existencia. De su mayor tensión a vivir la libertad propia inspirando y buscando la de los otros y las otras.
Conciencia, también, de cuánto el patriarcado ha hecho que a menudo las propias protagonistas vivan todo esto como un sacrificio, abandonándose a sí mismas o incluso con complicidad hacia las lógicas machistas. Pero sobre todo, conciencia de la posibilidad de liberar estas cualidades, orientándolas para el bien propio y de los demás, liberándose ellas mismas. Afirmar la libertad de las mujeres conviene por eso a todas y todos, porque está en el corazón de cualquier intento de redefinir benéficamente la convivencia humana. Y es inseparable de un compromiso por defender su vida y su identidad y entereza psicofísica ante pseudoterías deshumanizantes que las nombran como “cuerpos con vagina”.
Nosotros y nosotras, de Socialismo Libertario, inspirados en la Corriente Humanista Socialista, estamos probando a vivirlo y teorizarlo, a sedimentarlo y hacerlo cultura, como pensamiento y praxis de la vida comprometida que hemos elegido. No sin tropiezos, pero saboreando ya el beneficio. Te invitamos a hacerlo con nosotras y nosotros, hacia este 25N y después.

Anika Lardiés
13 de noviembre de 2021