Ucrania. PAZ Y PACIFICACIÓN ENTRE LAS POBLACIONES. NO A LA GUERRA.

Con los bombardeos y la invasión de las tropas rusas la guerra en Ucrania, que desde 2014 ya ha causado más de 14.000 víctimas mortales, entra en una nueva, dramática fase.
Esta guerra y sus víctimas nos conciernen a todas y todos. También nos concierne la responsabilidad de reflexionar y movilizarnos.
Las responsabilidades del régimen de Putin son graves y evidentes. Un régimen belicista que está causando nuevas muertes y destrucciones. De este trágico desenlace es también responsable la OTAN, una alianza militar con objetivos expansionistas y de la que el gobierno de Ucrania quiere formar parte.
Decir No a la guerra significa por tanto denunciar sus responsables, tanto Putin como la OTAN.
Decir No a la guerra significa estar al lado de la población civil que es, como siempre, la primera y principal víctima de la lógica y de la práctica bélica de superpotencias unidas por el desprecio de las vidas humanas. No a la guerra significa solidaridad con los valientes que se están manifestando contra Putin en más de 50 ciudades rusas.

25 de febrero de 2022

NO A LA INVASIÓN DE PUTIN
NO AL EXPANSIONISMO DE LA OTAN
SOLIDARIDAD CON LA POBLACIÓN CIVIL
ACOGIDA PARA LOS REFUGIADOS